Skip to main content

Ir a la tienda online kommen

quesos_alemania

5 quesos para sorprender a tus invitados

Alemania es uno de los principales productores de queso del mundo. Y no es para menos, ya que existen más de 600 variedades de quesos alemanes diferentes.

La última tendencia en la producción de queso de Alemania es la preferencia por los quesos ecológicos, elaborados por pequeñas empresas locales.

Cinco Quesos europeos que no debes perderte

Queso Klostertaler

El inconfundible Ländle Klostertaler está elaborado para verdaderos amantes del queso. Durante su periodo de curación de aproximadamente 7 meses en bodega, despliega un elegante picante. Además, tiene aromas afrutados como la piña y maracuyá que se encuentran con sabores malteados y caramelo.

Es un queso muy jugoso y cremoso, un queso que seguramente seduzca a tu paladar.

Queso Räßkäse Picante y Fuerte

El Räßkäse es un queso madurado durante mucho tiempo, con un sabor fuerte, picante y especiado.

Se elabora con la mejor leche fresca y se cura de forma artesanal. Durante su maduración de 5 meses en bodega, despliega un destacado aroma a malta, cebollas asadas, nata y cacahuete. En el paladar, esos aromas se convierten en notas de malta, cacahuete salado, así como nata y frutos secos.

El propio queso se funde delicada y uniformemente en la boca. Es un queso muy aromático y se utiliza mucho en deliciosas recetas alemanas como el famoso Kässpätzle.

Queso con Azafrán

El queso Safrankäse es una delicia de queso con un toque de azafrán. Se madura algo menos de tiempo que los anteriores (solo 2 meses), tratando la corteza del queso con agua de azafrán, de ahí su intenso color amarillo.

Tiene un olor muy fino a azafrán, con notas de mantequilla y flores. En el paladar, se trata de un queso que se siente firme y cremoso. El azafrán está inconfundiblemente presente y da Safrankäse su toque único y distintivo.

Queso Montforter

El Montforter es un queso bajo en grasa que se madura durante un periodo de tres meses. En ese tiempo, desarrolla aromas de caramelo, miel, manzana y flores que son simplemente irresistibles.

Es una experiencia claramente afrutada y con un toque cítrico que combina de forma maravillosa con su suavidad.

Queso al Vino

El Weinkäse es un queso único, tanto por su aspecto como por su sabor, y por ello llama la atención en cualquier mostrador de quesos. Se madura durante 4 meses en bodega, y se cura con vino tinto al menos 2 veces por semana.

Este proceso da al queso su característica corteza natural de color rojo oscuro, casi negro.

Se trata de un queso ligeramente dulce y afrutado, e impresiona por su seductora sensación al comerlo. El queso se caracteriza por su consistencia suave y firme y tiene aromas a leche, yogur, frutos secos y toques de malta.